Gobierno Abierto y Transparencia

La noción de un “Estado abierto mexicano” ha sido una derivación conceptual que asume la participación del Ejecutivo y de otros poderes, ya sea en el orden federal o estatal, en ejercicios de apertura gubernamental. Así, en el ámbito local, que el poder judicial o legislativo participen en algún plan de acción a través de compromisos con el Ejecutivo estatal se le considera Estado abierto ya que, en consonancia con lo que dice Oszlak, para la función pública mexicana el Estado es el conjunto de instituciones que forman parte del territorio mexicano y no solo el ámbito subnacional o gubernamental. En esta guía se muestran los contextos previos que fortalecen y conforman el Estado Abierto desde la visión del INAI de acuerdo con el mandato del artículo 59 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, a propósito de la Apertura Gubernamental.

Oscar Oszlak, conocido investigador internacional en materia de administración pública define en su libro: “Desde el gobierno abierto al Estado abierto en América Latina y el Caribe de la CEPAL”, el concepto de Estado abierto como:

“La voluntad formalmente expresada por parte de gobiernos, parlamentos, cortes de justicia, organismos de control público u otras instituciones estatales o paraestatales de promover la apertura de sus repositorios de datos, el acceso ciudadano a la información, la participación social en las distintas fases del ciclo de las políticas públicas, la rendición de cuentas y, en general, el control de la gestión pública por parte de la ciudadanía.”

Por su parte, el documento titulado Recomendación del Consejo de la OCDE sobre Gobierno Abierto, conceptualiza al Estado abierto como:

“Cuando los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, las instituciones públicas independientes y todos los niveles de gobierno – reconociendo sus respectivos roles, prerrogativas e independencia general conforme a sus actuales marcos jurídicos e institucionales – colaboran, explotan sinergias y comparten buenas prácticas y lecciones aprendidas entre ellos y con otras partes interesadas para promover transparencia, integridad, rendición de cuentas y participación de las partes interesadas, en apoyo de la democracia y el crecimiento inclusivo.”

De igual forma en otro documento de la OCDE, se establece que, estado abierto significa que las reformas de gobierno abierto se coordinan e implementan por todas las ramas del estado, así como por todos los niveles de gobierno.

Estrategia local de Estado Abierto

Como parte del Compromiso 13: Estrategia Local de Gobierno Abierto del Cuarto Plan de Acción de la Alianza para el Gobierno Abierto en México, se desarrolló un diagnóstico con integrantes de Secretariados Técnicos Locales de algunas entidades, personas desarrolladoras de prácticas de gobierno abierto, integrantes de diversas organizaciones de sociedad civil, y sujetos obligados de la Administración Pública Federal. Este diagnóstico analizó las buenas prácticas de gobierno abierto, la conformación de espacios de diálogo, y las experiencias acumuladas de quienes participaron en este diagnóstico. En este sentido, nos dimos cuenta de que, quienes trabajan a diario temas sobre gobierno abierto, justicia abierta, congreso abierto, estado abierto, participación ciudadana, transparencia, entre otros, no tenían claridad en la definición de estos conceptos, también eran recurrentes las respuestas en las que se mencionaba que existía una falta de colaboración y trabajo en conjunto entre la sociedad civil, los tres poderes, academia, municipios, entidades y federación. 

De esta forma, retomando conceptos de la Open Government Partnership (OGP), del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), del Congreso de la Unión, de World Justice Project, o de sociedad civil con la iniciativa #LoJustoEsQueSepas, se desarrolló una Metodología que destaca la diversidad en los modelos de las materias que forman parte del Estado Abierto en México (Gobierno Abierto, Congreso o Parlamento Abierto, Justicia Abierta y Municipio abierto). Esta metodología incluye además las definiciones de principios comunes como la colaboración, transparencia, participación ciudadana, datos abiertos, innovación, rendición de cuentas, y el uso de tecnologías de la información y comunicaciones (TIC). 

A partir del diagnóstico y metodología nos dimos cuenta, que no valía la pena hacer una Estrategia Nacional de Gobierno Abierto, sino consolidar una Estrategia Local de Estado Abierto. Este cambio significa que los esfuerzos de todas las partes se focalizan en un solo espacio para cambiar la vida de las personas. La lógica de esto es similar a un embudo, en el que la sociedad civil, los tres poderes, los tres órdenes de gobierno, las instituciones y la ciudadanía, trabajen de manera conjunta y ordenada para la solución de una problemática pública.

La primera etapa de la Estrategia Local de Estado Abierto se denomina “Llamado a propuestas” o “Calls for proposals”. Desde el 11 de octubre y hasta el 25 de octubre de 2022, el INAI en conjunto con la organización GESOC, Agencia para el Desarrollo, convocan a personas conocedoras de política pública, gobernanza, agenda pública, etc., a identificar problemáticas que afectan a poblaciones focalizadas por medio de un sencillo formulario que incluye 25 preguntas. Este esfuerzo encontrará un problema público que afecte a una población específica para que la sociedad civil, academia, los tres órdenes de gobierno y los tres poderes, trabajen para resolverla de forma articulada.