Perspectivas de la Igualdad en México

Pedro César Carrizales
Diputado Local de San Luis Potosí
LXII Legislatura, Distrito VIII

Las herramientas de gobierno abierto, como la transparencia y la participación, tienen el potencial para permitir la inclusión de sectores sociales en situación de vulnerabilidad y cerrar las brechas existentes. Desde mi perspectiva, estas herramientas deben utilizarse para incentivar a que la población trabaje en el tema de la exclusión que es desde donde se ha excluido de manera sistemática a los sectores vulnerables. México vive actualmente una crisis social en la cual se está perdiendo la empatía hacia las demás personas, se juzga sin consideraciones al otro y se pierde la sensibilidad hacia la violencia e incluso hacia la muerte.

Al hablar de exclusión y desigualdad, vale la pena mencionar que en nuestro país se juzga a las demás personas por el rencor social que existe hacia ciertos sectores sociales. Un ejemplo muy claro de esto, es el caso de los jóvenes cuyo físico y apariencia corresponden, según el grueso de la sociedad, al de miembro de una banda criminal. Estos jóvenes son detenidos y discriminados con frecuencia por la portación de cara y por otras cuestiones como su forma de vestir y lenguaje corporal; tras la campaña de trabajo y sensibilización que hemos realizado con este tipo de jóvenes, se han creado programas donde los mismos jóvenes antes discriminados rescatan los espacios públicos y realizan actividades de impacto positivo en sus comunidades, provocando que la población comience a cambiar sus prejuicios y percepciones. Con este tipo de acciones, se logra transformar la forma de pensar de la sociedad de forma paulatina, generando que el problema se convierta en la solución.

Este tipo de ejercicios nos permite identificar la necesidad que existe de recuperar la empatía hacia los demás, independientemente del sector al que pertenezcan y entender que lo que le afecta a uno, nos afecta a todos; cuando ese aprendizaje se interiorice en cada uno de nosotros, será cuando inicie el proceso de reconciliación y de paz que México tanto necesita.  En ocasiones parece complicado creer que un cambio verdadero puede ocurrir; sin embargo, cuando se brinda atención a aquellos sectores olvidados es posible apreciar que la política funciona y que, de ser sólo de escritorio, pasa a ser de realidades.

La transparencia es una herramienta fundamental porque permite a los jóvenes conocer sus derechos y saber a qué programas tienen acceso, cosa que no sucedía antes. Ahora que la población más joven perteneciente a sectores discriminados o vulnerables sabe que tiene los mismos derechos que los jóvenes de otros sectores, comienzan a hacerlos suyos y se apropian de espacios que anteriormente percibían exclusivos de un sector de la población. En este momento, los jóvenes antes invisibles, se han dado cuenta de que ellos también pueden acceder a beneficios y utilizar ciertos espacios, lo que ha sido posible gracias a que los derechos de cada sector de la población se transparentaron.

Desde mi punto de vista personal, considero que lo que debemos hacer como sociedad es empezar a crear políticas de visión de nosotros mismos, que permitan mostrarle al gobierno lo que nos hace falta y lo que nos beneficia. Para llevar a cabo una cultura de paz o acabar con la violencia es necesario trabajar desde las bases, desde las juntas de mejora, desde el gobierno estatal y municipal porque no se puede crear una política pública cuando ni siquiera se conoce lo que sucede en las colonias o barrios. Debemos evitar que las políticas públicas se hagan desde un escritorio e incentivar que se hagan con visión de joven y de sociedad.

Es ahora que debemos aprovechar herramientas y mecanismos como la transparencia y el gobierno abierto para acercarnos a los jóvenes de la sociedad mexicana y asegurar que los sectores vulnerables no sigan siendo invisibilizados. Como sociedad debemos evitar etiquetar a los sectores de la sociedad por sus carencias o problemáticas y buscar en su lugar, la generación de políticas que se enfoquen en la prevención y no en la reacción.

Necesitamos tener un diagnóstico base que nos permita identificar cuáles son los motivos que provocan o incentivan a que los jóvenes entren a las drogas y a las pandillas, cuál es el entorno socioeconómico, familiar, social y hasta cultural que conduce a estas actividades y decisiones por parte de la población joven. Una vez que tengamos este diagnóstico podremos entender las diferentes realidades y empezar a generar la empatía que hace falta para evitar así cuestiones que limitan y afectan a nuestra sociedad como lo es el racismo y el clasismo.  

Como gobierno debemos trabajar para cambiar la realidad de desigualdad que vive México; en San Luis estamos haciendo ya un diagnostico con el cuál daremos a conocer las problemáticas de fondo en este tipo de sectores de la sociedad con el objetivo de que el resto del país conozca la situación desde una perspectiva diferente y sepamos cómo, dónde y cuándo actuar.

Como gobierno debemos trabajar para cambiar la realidad de desigualdad que vive México; en San Luis estamos haciendo ya un diagnostico con el cuál daremos a conocer las problemáticas de fondo en este tipo de sectores de la sociedad con el objetivo de que el resto del país conozca la situación desde una perspectiva diferente y sepamos cómo, dónde y cuándo actuar.


Ponencia del Diputado en la Mesa de Diálogo “Gobierno Abierto y combate a la desigualdad”, llevada a cabo dentro de las jornadas de la II Cumbre Nacional de Gobierno Abierto

Datos Abiertos
Accesibilidad
Scroll Up