Un gobierno abierto para el medio rural

Eduardo Rolón

Director Ejecutivo de Causa Natura, Ciudad de México, México

erolon@causanatura.org

 

RESUMEN

Este artículo trata sobre la importancia de incorporar el gobierno abierto en el medio rural y cómo la Alianza de Gobierno Abierto en México, a través del Cuarto Plan de Acción Nacional, puede contribuir a esta tarea. Dos son los temas que se consideran en el nuevo plan de acción: participación ciudadana y transparencia para el manejo de recursos, agua, bosques y pesca. Se plantea que el cumplimiento de los mismos sería un buen inicio para demostrar cómo el gobierno abierto puede impactar en este sector de la población.

 

INTRODUCCIÓN

El concepto de gobierno abierto se basa en los principios de tener instituciones públicas transparentes que permitan la participación ciudadana y la colaboración en el ciclo de políticas públicas y que se cuente con mecanismos de rendición de cuentas a la sociedad [1]. De las discusiones más importantes que se han tenido en torno a la utilidad del gobierno abierto son las relacionadas en cómo este puede ayudar en la solución de problemas de la vida cotidiana y  mejorar la calidad de vida de las personas [2].  

Un sector en donde podemos enfocar estos esfuerzos es en el medio rural. El lograr aterrizar los beneficios del gobierno abierto para poblaciones que viven en el medio rural es particularmente importante tanto en términos de mejora en su calidad de vida, de desarrollo económico y de sustentabilidad. En el medio rural se desarrollan actividades primarias como la agricultura, la explotación forestal o la pesca; las personas dedicadas a estas actividades enfrentan con frecuencia desafíos para poder realizarlas de forma sustentable y que sean redituables como medio de vida.  Entre estos están conflictos de derechos de uso y aprovechamiento de recursos; políticas de subsidios deficientemente diseñadas e implementadas; bajo cumplimiento del marco legal que regula las actividades productivas y de aprovechamiento de recursos, y una población de más del 50 por ciento que está en situación de pobreza extrema [3].

En este breve artículo comentaré de las perspectivas que se tienen para que desde la Alianza de Gobierno Abierto se impulsen acciones que beneficien a este sector de la población.

 

DESARROLLO

La Alianza para el Gobierno Abierto (AGA) [4], iniciativa dedicada a promover que los gobiernos sean más transparentes, rindan cuentas y mejoren la respuesta a las demandas ciudadanas, puede ampliar los beneficios del gobierno abierto en el sector rural. Ello mediante dar mejor acceso a información  pública relevante, así como ampliar y hacer más efectivos los mecanismos de participación en decisiones de gobierno que impactan las actividades forestales, agrícolas, pesqueras y del uso del agua. Esta iniciativa fue establecida de manera formal en 2011, siendo México uno de los países fundadores y actualmente  la integran 79 países.

Una de las herramientas fundamentales de la AGA para cumplir con su misión son los Planes de Acción Nacionales, donde cada país miembro establece una serie de compromisos que son elaborados de manera conjunta por gobierno y sociedad civil. Dichos compromisos deben cumplirse en un período de dos años. México va en su Cuarto Plan de Acción, donde se abordan temas concernientes a educación, seguridad, salud, combate a la corrupción, empleo, entre otros.

En este plan de acción a llevarse a cabo en el período 2019-2021 se incluyen dos compromisos que, de cumplirse, tendrán un efecto importante en el medio rural: 1) Incidencia ciudadana para el desarrollo rural sustentable, y 2) Fortalecimiento de la transparencia sobre la gestión integral de bosques, agua y pesca.

Para el primer compromiso, el objetivo es mejorar varios de los consejos de participación ciudadana que existen en el medio rural: El Consejo Mexicano de Desarrollo Rural Sustentable, el Consejo Nacional Forestal, los consejos de cuenca, el Consejo Nacional de Acuacultura y Pesca, así como la estrategia de participación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. El segundo compromiso está enfocado a mejorar e incrementar el acceso público a información de los recursos agua, bosques y pesca, que son estratégicos para la población rural, ya sea en actividades productivas primarias o para la calidad de vida de sus hogares.

El cumplimiento de ambos compromisos podría contribuir a que más personas en el medio rural puedan tener mejores vías y herramientas para plantear propuestas, demandar rendición de cuentas o simplemente resolver mejor sus asuntos cotidianos que dependen de los servicios del gobierno.

 

DISCUSIÓN

Para el caso de la pesca, por ejemplo, uno de los puntos más importantes es poder contar con información sobre los procesos de tramitación y renovación de permisos de pesca. Por muchos años esto ha sido el centro de demandas por mayor transparencia. Para el caso del agua, las comunidades requieren saber datos como la calidad de ésta para su uso doméstico y poder así tomar precauciones en su uso, además de solicitar mejoras a la autoridad respectiva. En los bosques, el saber qué hacen las autoridades para vigilar y mantener un estado de derecho en el aprovechamiento de bosques es también una preocupación central. Los datos abiertos de las dependencias que trabajan en el sector rural permiten que la ciudadanía interesada analice las acciones y avances y demande mejoras.

El tener espacios de participación que funcionen con mejores prácticas de inclusión, autonomía, transparencia e incidencia efectiva, ayuda a cerrar el círculo. Transparencia y acceso a la información sin la capacidad del ciudadano para reaccionar a ello es un ejercicio sin sentido. Sin información, la participación es limitada o menos efectiva. Ambos elementos son considerados como componentes de un gobierno que permite a las personas conocer, involucrarse y demandar resultados y mejoras a sus autoridades.

 

CONCLUSIÓN

La Alianza para el Gobierno Abierto en México tiene el gran reto de demostrar que su trabajo puede contribuir a resolver los problemas apremiantes que tiene la población en el medio rural del país. Los avances en el cumplimiento de estos dos compromisos pueden ser buenos pasos iniciales en esta gran meta, donde gobierno y sociedad civil deberán colaborar para poder hacerla realidad.

 

 

REFERENCIAS

[1] OECD, “Open Government”, Disponible en https://www.oecd.org/gov/open-government.htm

[2] M. Bapna, A. Lagunes, M. Robinson, and S. Suter “How Can the Open Government Partnership

Accelerate Implementation of the 2030 Agenda on Sustainable Development?”, Open Government Partnership, Disponible en https://www.opengovpartnership.org/wp-content/uploads/2017/05/OGP_SDGs_ReportV1_0.pdf

[3] FAO, “México rural del Siglo XXI”, FAO, 2018, Disponible en https://www.opengovpartnership.org/wp-content/uploads/2017/05/OGP_SDGs_ReportV1_0.pdf

[4] Ver Alianza de Gobierno Abierto en México, disponible en: http://gobabiertomx.org

 


Artículo publicado el 20 de diciembre de 2019, en la Tercera edición del Boletín Abierto

Scroll Up